El pasado fin de semana estuvimos en Arquitectas de Sentidos, un espacio inclusivo que abraza maravillosamente la diversidad, para asistir a la presentación del cuento El lado azul de la luna, escrito por Mayte y Carlos, los padres de Darío el protagonista. Ellos nos regalan este bonito escrito que cuenta la experiencia de presentar su primer cuento:

 

 

¿Sabías que no hay cuentos de referencia que ayuden a los niños neurotípicos a sensibilizarse con el autismo y a normalizar que existen otros niños diferentes? Nosotros, padres de un niño autista, lo descubrimos casi por casualidad asistiendo a una tutoría en el colegio de Darío, el protagonista de este cuento. Su profesora comentaba, con lógica admiración, la naturalidad con la que los compañeros de Darío aceptaban su condición y preguntamos ¿y cómo se hace para concienciar a los niños que no tienen a un autista por compañero? La profesora contestó: «no lo sé, que yo sepa no hay cuentos ni publicaciones que sirvan para explicar a un niño que es el autismo».

El LADO AZUL DE LA LUNA 📚🧒🏻 se escribió con la ilusión de dar a conocer a niños y mayores cómo es convivir con el autismo. Darío, un niño TEA (Trastorno del Espectro Autista) nació sano y fuerte un 18 de noviembre de 2010. Se crió muy bien hasta que, al cumplir un año, dejó de pronunciar las palabras aprendidas hasta entonces y apenas se comunicó en sus primeros años de vida hasta que, antes de cumplir los seis años, aprendió a hablar y, a la vez, a leer y a escribir.

El autismo no es una enfermedad, es una forma de ser. Darío percibe el mundo de una forma distinta y mientras se descubre a sí mismo, vive rodeado de personas diferentes pero, aunque a veces debe sentir una gran soledad, es muy valiente, cariñoso y se hace querer por las personas que ven más allá de su dificultad.

En la historia de la humanidad siempre han surgido figuras que han inspirado a otros muchos en su crecimiento personal. Los niños autistas han venido al mundo a enseñarnos que se puede vivir sin comprender la ironía, sin tener malicia y sin saber leer entre líneas. Estos niños nos recuerdan que debemos ver más allá de lo que les hace diferentes para aprender de su valentía y pureza.

Si queréis, acompañarnos leyendo el cuento. Os mostraremos un día de su vida que esperamos os ayude a entender mejor cómo son los niños como Darío y, así, entre todos, conseguiremos que no se sientan solos mientras van descubriendo el mundo.

💚❤️💙💛 “Las expectativas académicas y sociales rígidas pueden terminar sofocando una mente que ­—si bien puede luchar para conjugar un verbo— algún día podría llevarnos a las estrellas.”
Temple Grandin

Os dejamos el enlace al video de la presentación.

Saludos a todos!